TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE EL OJO TURCO

Hoy en día muchas personas creen y temen al llamado «mal de ojo», y si bien se conoce que el ojo turco es usado para contrarrestar los efectos nocivos de este mal, no es una creencia exclusiva de los turcos. El «Nazar boncuk», más conocido como ojo turco, es un amuleto que hace parte de la cotidianidad de personas en países con costa al Mediterráneo o en países de Oriente Medio.





¿Cómo es el Nazar Boncuk?


Es un objeto hecho en la mayoría de los casos con vidrio azul. Contiene círculos concéntricos más pequeños en su interior, estos suelen ser de color azul, amarillo, rojo, blanco o negro.


Los distintos nombres con los que se conoce:


A nivel mundial al «Nazar» se le conoce por diversos nombres. Por ejemplo, para entender la razón de su nombre habría que entender que en árabe, la palabra Nazar hace referencia a ojo o mirada. En lo referente al turco «boncuğu» significa perla o cuenta. Sin embargo, es posible encontrar en Turquía algunas que hacen referencia al nazar como mancuk. Según la civilización o el país se pueden encontrar diferentes nombres que hacen alusión al Nazar:

  • Para los griegos, baskania.

  • Según los romanos, malus.

  • Para los persas, chesm nazar o nazar ghorboni.

  • Según los españoles, mal ojo, lo cual significa «mal» o «mal de ojo».

  • Para los italianos o algunos hebreo hablantes, mallochio.

Incluso, en algunas partes del mundo se le conoce por nombre tan contrastante como «Evil Eye», «Benevolent Eye» y «Lucky Eye».


¿Qué es el mal de ojo?


En pocas palabras, el mal de ojo es como un «hechizo» o «maleficio» en tu contra a causa de sentimientos de odio, celos o envidia. Muchas veces la persona que es afectada con el mal de ojo no es realmente consciente que otros le están provocando ese mal.


Es una creencia popular y supersticiosa según la cual, una persona tiene la capacidad de producir daño, desgracias, enfermedades e incluso llegar a provocar la muerte a otra sólo con mirarla. De lo anterior que muchas personas hayan temido y sigan temiendo a este mal, razón por la cual, buscaron crear un amuleto o «talismán» que los ayude a repeler todas aquellos efectos nocivos provocados por el mal de ojo.





Una aclaración importante:


El Nazar NO causa el mal de ojo. Como ya lo mencioné, el Nazar es precisamente todo lo contrario, es aquello que te ayuda a repeler todo lo que el mal de ojo podría ocasionarte. Sin embargo, y aunque sea difícil de creer, hay personas que vinculan al Nazar como una causa del mal de ojo… Esto podría deberse a su denominación como «Evil Eye», pero como ya vimos, nada más lejos de la realidad.


Antecedentes


Las primeras referencias escritas que se tienen sobre le mal de ojo aparecieron sobre tablillas de arcillas y datan del 3000 a C. De modo que puede afirmarse que civilizaciones muy antiguas tenían esta creencia, algunos incluso vinculan el Nazar a prácticas paganas previas a la creación de una religión puntual. De lo anterior que el Nazar boncoku no sea atribuible a alguna religión en particular y que incluso se presenten posturas distanciadas o hasta conflictivas de religiones como el cristianismo respecto a este amuleto.


Incluso hoy en día, en Grecia, India, Pakistán, Egipto, Irán y muchos otros países se conserva la creencia de que con la mirada algunas personas pueden transmitir sus malos sentimientos, haciendo que estos afecten negativamente la vida de aquellos por los que estos se dirigen.


Se dice que el origen del Nazar boncoku se remonta al antiguo Egipto, cuando se creía que el ojo del dios Osiris tenía el poder de brindar protección a quien lo portase o tuviese. De modo que se estableció una conexión entre el ojo y la benevolencia.


Desde los tiempos de Babilonia el símbolo del ojo ha protegido a los humanos de su propia maldad, en aquellos tiempos se creía que una mala mirada tenía el poder de derrocar a todo un reino. Lo anterior tiene sentido en la medida que eran momentos en los que la salud y la riqueza eran bienes escasos, de manera que el miedo a perderlos era mucho mayor que ahora. Así que, para calmar ese miedo, egipcios, griegos, judíos, árabes, sirios y turcos colocaban amuletos de ojos abiertos, se tenía la creencia de que estos protegían tanto a los vivos como a los muertos.


Cómo funciona la protección del ojo turco


Los ojos son la parte más expresiva del cuerpo humano y el ojo turco funciona como una especie de «ojo oscuro» hace siglos. Su utilidad está en que permite repeler aquellos malos sentimientos que alguien tiene en tu contra, los elimina y los devuelve a quien los envió. Por lo anterior es que no es extraño que encuentres el ojo turco en muchas presentaciones y lugares. Por lo general se encuentra en:

  • Accesorios (Aretes, collares, pulseras…).

  • Llaveros.

  • Cuadros.

  • Bolsas.

  • Las entradas de las casas o en las puertas.

  • Carros.

  • Negocios.

  • Oficina de trabajo.

  • Tapices.

  • Ropa.

Los turcos dicen que quienes deben portar algo con el Nazar Boncoku son los bebés y las mujeres embarazadas.



¿Por qué el ojo turco es de color azul?


Se dice que el color azul del Nazar Boncoku se deriva del color de los ojos de pueblos nórdicos que llegaron a tierras del mediterráneo. Diversas fuentes hacen alusión a los vikingos como personas de ojos muy azules que llegaban con mucha furia y maldad a dominar.

¿Por qué se encuentra el ojo turco de color rojo?


La relación del Nazar Boncoku de color rojo se deriva de la creencia asiática del rojo como un color de buena suerte. Sin embargo, el ojo turco tiene diferentes presentaciones que varían en su tamaño, forma, color y material, en la mayoría de los casos la materia prima por excelencia es el vidrio. Lo anterior lo relaciono con el hecho de que en Turquía hay pueblos enteros dedicados a la producción de elementos con vidrio, es algo estratégico.


¿Por qué se encuentra en muchos accesorios, recuerdos y decoraciones al Nazar con el Hamsa, o la «Mano de Fátima»?


A menudo se suele encontrar al Nazar incrustado en una mano hacia arriba o hacia abajo, esta mano se le conoce como Hamsa y es también un símbolo de lucha contra el mal, así también, representa la buena fortuna y abundancia. Así pues, al mezclar estos dos elementos se obtiene un amuleto o signo para repeler el mal. De modo que al encontrar estos dos elementos juntos es una forma de tener un mayor simbolismo.



El mal de ojo a través de las palabras


De modo que cuando alguien te dice algo con celos o envidia, es algo que los turcos consideran que atrae malos espíritus y que por tanto te causa mala suerte. Es más complejo de lo que parece, porque así personas no te digan las cosas con mala intensión, pero que desean lo que tienes, puede atraerte infortunios.

Por lo anterior, también existen palabras para repeler las malas energías ocasionadas por las palabras de otro. Así pues, cuando alguien te dice que le gusta algo tuyo, debes responder: «Maşallah Nazar Değmesin» que traduce algo como: «Que Dios te proteja, que no te toque el mal de ojo».

Por otra parte, los turcos suelen decir a su primer hijo o a su primer amor «benim ilk göz ağrım» que traduce «eres el primer dolor de mi ojo», siendo una especie de frase de protección, para que no te afecte luego el mal de ojo.


Sobre la vinculación del mal de ojo y los niños


Los turcos tienen un especial cuidado con los niños, y son su centro. E incluso, en América Latina hemos escuchado a nuestros abuelos decir cosas, como «esa persona tiene una mirada muy pesada» y que hay que mantener a nuestros niños alejados de esta. Lo anterior es algo que refuerza el libro de «El niño de Estambul» de Caroline Bongrand, es este se hace alusión al mal de ojo de la siguiente forma. Cito:


«Se decía, que de mil muertes, una sola era natural, y todas las demás de debían al mal de ojo. Cuando alguien por la calle le hacía un cumplido a su hijo. Se apresuraba a responder que tenía todo el cuerpo cubierto de granos, que los dedos de sus pies estaban torcidos, que no sabía hablar. De forma tal que la admiración del interlocutor se convirtiera en piedad, o mejor aún, en una profunda repulsión. No había nada peor que un cumplido para atraer el mal de ojo»


«Quienes lo prodigaban solo podían ser personas malévolas, y había que evitarlas a cualquier precio. Cuando era imposible evitarlo – el cumplido – solían invertirse todos los términos… «¡Qué precioso que es!» se transformaba así en «Cómo te compadezco, cómo debes padecer el hecho de que a tu hijo le haya tocado semejante fealdad. De este modo, la verdadera benevolencia se traducía mediante expresiones que un extraño habría considerado una afrenta, una vejación o incluso en ocasiones, un insulto.»


Otro ejemplo:


En países asiáticos como Sri Lanka, se suele pintar un gran punto negro en la frente de los bebés recién nacidos. Esto se hace con el propósito de evitar cualquier mal que pueda deberse al exceso de elogios que otras personas les hacen. La lógica detrás de esta práctica es que le persona que elogia al bebé se distraiga con el punto negro, el cual absorberá todo aquel sentimiento de celos o envidia que pueda provocarle al bebé el mal de ojo. ¿Notas que no hay mucha diferencia entre esta práctica y la creencia de la relación del Nazar y el mal de ojo?


Datos curiosos:


Los turcos me decía que el nazar debe ser regalado. De modo que cuando fui al Bazar de las Especias en Estambul, me puse en la tarea de encontrar recuerditos que tuvieran en alguna parte un Nazar Boncoku. La buena noticia es que en Turquía casi que en todas las tiendas de artículos turcos tradicionales vas a encontrar cosas que tengan el ojo turco. Para poder encontrar gran variedad puedes tomar un bus turístico en Estambul y explorar los diferentes rinconcitos que hay.

Otra cosa que me dijeron amigos turcos es que el ojo turco es como ese tipo de amuletos que no debes dejar tocar por otros. Lo anterior que se cree sobre el cuarzo por ejemplo, se tiende a creer que si alguien diferente a ti toca tu cuarzo lo «descarga». Algo similar se cree del Nazar Boncoku, dicen que si alguien toca un ojo turco que portas para tu uso personal, de alguna forma, toma toda aquella mala energía que este absorbió para protegerte. No se si sea cierto, pero de igual forma evito tocar un Nazar Boncoku que no sea mío, tal vez esta sea la razón por la que se le conoce al ojo turco también como «Evil Eye».


Conclusión:


Si bien aún la creencia en el mal de ojo sigue muy arraigada en muchas culturas, para muchos es solo una superstición. Yo prefiero no tomar parte en el debate, pero si puedo afirmar que superstición o no, el ojo turco se ha convertido en una tendencia a nivel internacional. A tal punto que mientras que unos lo usan por moda, otros lo usan porque los hace sentir más tranquilos.


Me atrevería a decir que el uso del Nazar boncoku en estos tiempos, más allá de ser por propósitos de protección, obedece a tendencias, modas o simplemente a que personas quieren usarlo como una joya con un diseño atractivo y un profundo trasfondo histórico. Si bien en América Latina no creemos tan fuertemente en el mal de ojo, creo que al final, independientemente a si creemos o no en el poder del Nazar boncoku para protegernos del mal de ojo, valdría la pena portarlo como una forma de mantenernos alejados y protegidos de los efectos nocivos de dicho mal.


Si quieres seguir conociendo Turquía conmigo, puedes contactarme y conocer más en mi cuenta de Instagram: @yapraksarmasilover


Görüşürüz!

197 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo