EL MES DE RAMADÁN EN TURQUÍA

El pasado viernes 24 de abril inició el mes de Ramadán en Turquía. Estamos hablando de un mes sagrado para todos los musulmanes. En turco se dice «Ramazan». Lo que se celebra en este mes es la revelación del libro sagrado del Corán al profeta Mahoma por el arcangel Gabriel. Ocurre en el noveno mes del calendario lunar musulmán, un calendario que se basa en el movimiento de la luna. Un año lunar son 355 días aproximadamente. Es por esta razón que el ramadán no ocurre siempre en la misma fecha, cada año se desplaza 11 días con respecto al año anterior, empieza y termina con la luna nueva.



En el mes de Ramadán los musulmanes practicantes ayunan. Este ayuno se conoce como «oruç» en turco y es un pilar del Islam, de modo que es un deber para quienes practican esta religión.


¿En qué consiste el ayuno en el mes de Ramadán?


Consiste en que si eres musulmán practicante, desde que sale el sol hasta que se pone, tienes múltiples restricciones. A continuación una lista de lo que no puedes hacer durante ese periodo de ayuno:

  • Comer. Ni másticar chicle incluso

  • Beber

  • Fumar

  • Tener relaciones sexuales


El significado del mes de Ramadán


Es probable que si hemos tenido algún acercamiento con el Islam asociemos al mes de Ramadán con el ayuno, porque sabemos que constituye uno de los cinco pilares principales de esta religión. Sin embargo, el mes de Ramadán es mucho más que ayunar. El objetivo de este mes, es que los musulmanes se acerquen mucho más a su religión, por medio de una práctica o una forma de reforzamiento de:


  • Paciencia

  • Humildad

  • Espiritualidad.

  • Autodisciplina

  • Autocontrol

  • Voluntad

  • Purificación del cuerpo

  • Sacrificio

  • Empatía con aquellos que son menos afortunados. Lo cual alienta acciones de caridad o generosidad

Es un periodo de reflexión en el que además de leer con más frecuencia el Corán y orar, los musulmanes deben abstenerse de cualquier mal pensamiento, acto o palabra. Es pues también un momento en el que los musulmanes pueden plantearse cambios en sus vidas



¿Qué puede hacerse en Turquía en el mes de Ramadán?

  1. Ir a alguna de las ferias de libros religiosos. Estas tienen lugar en las mezquitas más grandes por lo general, como es el caos de la Mezquita azul.

  2. Ir a ver la túnica del profeta Mahoma. Está en una mezquita llamada «Hırka-i Şerif» en Estambul. Un dato interesante es que esta túnica está custodiada durante casi todo el año. Sólo en Ramadán es que se puede ir a verla.

  3. Aprovechar a ir a lugares turísticos como museos y la Torre del Gálata. Es una buena idea porque hay menos personas, de modo que puedes ahorrarte tiempo que tendrías que usar haciendo la fila.

  4. Participar de las diferentes actividades culturales que hay al aire libre.

  5. Participar en los banquetes del Iftar. Si tienes amigos Turcos que son musulmanes es muy probable que te inviten a cenar con ellos. O también puede que te inviten a grandes eventos en los que el iftar es parte integra de los mismos

Te recomiendo que si te invitan a alguna cena de iftar, lleves algo para compartir, puedes compararlo o prepararlo tú mismo. Ya en un artículo anterior te enseñé a preparar Menemen, Yapraksarmasi y Lokum. El Ramadán es tiempo de compartir y probar deliciosa tradicional. Créeme que si eres extranjero y tienes el detalle de cocinar algo tú mismo será algo que valorarán mucho. Ya si quieres llegar con algo mucho más elaborado, también tengo un artículo en el que te explico paso a paso cómo preparar uno de los postres turcos más deliciosos: Baklava.


Sobre el Iftar


Es la cena con la que se rompe el ayuno, en el momento en el que se pone el sol. Es una GRAN comida, en la que se comparte con familia y amigos. En el momento del iftar los restaurantes se suelen llenar, de modo que si planear tomar algún menú especial debes ir con tiempo o hacer una reservación. En este momento debido a la cuarentena, tengo entendido que los restaurantes te envían el menú de iftar a domicilio, lo cual está bastante bien.

En el momento del iftar las mezquitas que tienen más de un minarete se iluminan y cuelgan carteres llamados «Mahya» que son de la época otomana. En estos carteles se ponen mensajes que van cambiando a lo largo del mes de Ramadán. Al rededor de las mezquitas suele haber vendedores ambulantes que tienen gran variedad de comida (mazorcas, algodón de azucar, pan…) para ofrecer a aquellos que rondan dichos lugares y que van a romper su ayuno en ese momento.




Sobre la tradición de compartir la comida en el iftar:


En la época otomana, los más adinerados solían ofrecer el iftar en sus casas. Literalmente dejaban abiertas las puertas de sus casas para que todo aquel que quisiera o tuviese hambre pudiese unirse a la comida. Hoy parte de esto se conserva, por lo que es posible que encuentres carpas con cenas gratuitas de iftar en diferentes plazas de ciudades como Estambul, por ejemplo: taksim y eminonu. Si quieres probar de esta comida debes tener presente que se suelen formar filas cuando se acerca el momento del iftar, así que debes tomar tu lugar en la fila con un tiempo de antelación suficiente.


Otros detalles del tiempo del iftar:


Las personas suelen alistar su cena y llevarla a diferentes lugares, por lo general en los alrededores de las mezquitas. Haces un estilo de «picnic» en lugares públicos como parque y jardines. Adicionalmente hay diferentes actividades culturales, conciertos de música otomana, oferta de comida otomana, turca y gran diversidad de postres. Luego de la gran cena del iftarm muchos musulmanes van a la mezquita.


Aspectos positivos y negativos del Ramadán de este año en particular:


Este año el mes de Ramadán coincidió con la coyuntura del nuevo coronavirus, lo cual tiene diferentes aspectos tanto positivos como negativos. Respecto a los aspectos positivos, he preguntado a amigos turcos que son musulmanes practicantes y me comentan que desde el aislamiento ha sido más sencillo llevar el ayuno porque no están expuestos a esfuerzos diarios o a climas sofocantes que hacen que mantener su ayuno sea difícil. Algunos optan por dormir para no tener que soportar ese deseo de comer o beber, siento que puede ser una buena técnica para no tener tantas tentaciones durante el día para romper el ayuno, además que es algo que la cuarentena facilita, puesto que de alguna forma el horario de dormir puede invertirse sin mucho problema.


Ahora, hay algo que considero especial y bueno de alguna forma del hecho que este año haya coincidido el mes de Ramazan con esta coyuntura de pandemia, es que estamos en un momento en el que la población turca se encuentra más dispuesta a ayudar a otros que en cualquier otro momento del año. Y para nadie es un secreto que en estos días hay muchas personas atravesando por situaciones muy duras, de modo que el hecho de que más turcos estén abiertos a la caridad, hace que organizaciones benéficas como la media luna roja «Kızılay » puedan ayudar a muchos más a través del apoyo y generosas donaciones de todos aquellos con nobles intensiones de llevar alivio a los más vulnerables.

Aquí considero pertinente hablar de otro de los pilares del islam, puesto que refuerza la idea que estoy presentando.


Sobre el Zekat


Se trata de otro pilar del Islam, que se refiere a la entrega de limosna. Y muchas personas suelen escoger el mes de Ramadán como el momento de dar una gran porción o toda la limosna que por mandato deben entregar a los más necesitados.


¿Por qué dar el Zekat en el mes de Ramadán?


Pues, porque los musulmanes practicantes tienen la creencia de que por cualquier buena acción que se haga en el mes de Ramadán será recompensada más generosamente que cualquier buena acción que se haga en otra fecha.


Ya respecto a los aspecto negativos, hay que decir que sin lugar a dudas uno de los retos más grandes para un turco en su ayuno es dejar de fumar, porque siendo muy sincera… en Turquía existe una cultura demasiado fuerte al rededor del cigarrillo. Es un hábito o adicción que sé que para muchos debe ser muy difícil de controlar, más si pensamos en la ansiedad que ya se tiene por el hecho mismo de estar encerrados en casa.


¿Quiénes están exentos de ayunar en el mes de Ramadán?

  • Los adultos mayores

  • La mujeres embarazadas

  • Las madres lactantes

  • Las mujeres que estén con la menstruación

  • Los enfermos

  • Los niños hasta la pubertad

  • Personas que estén viajando

  • Personas que realicen trabajos muy duros

Recomendaciones:


En el mes de Ramadán cambia la cotidianidad de ciudades en las que la mayoría de la población es musulmana, como ocurre en Turquía. Sin embargo hay ciudades muy turísticas como Estambul, en la que el Ramadán puede cambiar menos aspectos en comparativa con ciudades más conservadoras. Sin embargo, como somos nosotros los que visitamos estos lugares, lo mejor es mostrarte respetuoso en estos momentos especiales del año. Por ejemplo, si sabes que las personas están haciendo un esfuerzo por mantener su ayuno…

  • No los invites a comer. Algunos de ellos son bastante flexibles al hecho de que somos personas de otros países que desconocemos temas específicos del mes de Ramadán. Pero también hay varias personas que pueden molestarse contigo al verte como alguien imprudente con su esfuerzo de ayunar.

  • No tomes agua en lugares públicos. En algún momento me ocurrió que si bien sabía que era tiempo de ayuno, de forma muy inconsciente saqué mi botella de agua en el metro de Ankara y tomé un poco. Fue cuestión de segundos para sentir varias miradas clavadas en mi… Guardé mi botella y me bajé en la siguiente estación, fue un momento muy tensionante.

  • No comas frente a ellos antes del iftar. También lo digo por una imprudencia personal, y es que fuí a una cena de iftar con amigos y cuando nos sirvieron pensé que ya podíamos empezar a comer, por lo que varios empezamos nuestros platos… pero sí notamos que varios se sintieron incómodos porque debían esperar unos minutos más, cuando oficialmente iniciaba el iftar…

  • No fumes frente a ellos ni los invites a hacerlo. Ya para ellos es difícil controlar las ganas de hacerlo como para que los tientes o que les ofrezcas un cigarrillo.

En resumen: sé empático.


Datos curiosos:


En el mes de Ramadán puedes escuchar el sonido de tambores a las 2 o 3 de la mañana, dependiendo de qué día del Ramadán sea. No debes asustarte por ello, se trata del «Ramazan davulcusu»; un hombre que va tocando el tambor y que va recitando poemas tradicionales turcos que se llaman «mani»; casi que cada barrio tradicional turco tiene uno de estos personajes. Este personaje tiene una misión: despertar a las personas para el «sahur» que es la comida ligera que hacen los musulmanes antes de que amanezca, que es el momento en el que iniciará de nuevo el ayuno.


Por lo pronto se que no es posible viajar, debido a la cuarentena que hay a nivel internacional y porque no hay forma de viajar ahora. La idea es explicarte un poquito de Turquía para cuando llegue el momento, no te afanes, todo esto tarde o temprano pasará. Espero haber sido clara en mi explicación para el Ramadán ^^ Sé que puedes tener más dudas o que quieras comentarme algo que seguramente no mencioné en en este artículo. Por lo que si es así, te animo dejarme un mensaje en mi cuenta de Instagram: @yapraksarmasilover

Un dato, yaprak sarması es mi plato turco favorito, si vienes por estos lados no puedes dejar de probarlo.

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo